El viernes 6 de setiembre se realizó en la ciudad de Córdoba el Cabildo Abierto por la Salud, organizado por el Foro Popular por la Salud y la Justicia Social junto a más de treinta organizaciones del campo sanitario. En un encuentro histórico, referentes de una pluralidad nos reunimos para escucharnos y proponer las grandes coordenadas con miras a un próximo gobierno de unidad nacional y popular en pleno contexto de crisis  económica, sociosanitaria e institucional.

El encuentro tuvo lugar en el salón de actos de un Colegio Farmacéutico de Córdoba colmado de asistentes, con la presencia de asociaciones de profesionales, sindicales, empresarias,   funcionarios de salud y organizaciones sociales y políticas. La gran diversidad de sectores participantes fue, sin lugar a dudas, un hecho único para la provincia donde hubo espacio para dialogar y escuchar las problemáticas, miradas y propuestas de cada sector durante casi tres horas de trabajo. Al cierre de la Jornada el Dr. Arnaldo Medina, retomó los aportes realizados para delinear políticas de salud que permitan atravesar los avatares de la crisis y sentar sólidas bases para el mediano y largo plazo.

La situación actual

El Dr. Oscar Trotta, ex director del Hospital Garrahan, miembro del Foro Popular de Salud y candidato a diputado por el Frente de Todos, en la apertura del Cabildo, expresó los conceptos que aquí sintetizamos.

“Debemos resaltar y reafirmar que no puede haber una política de Salud sin una política de Estado, que cruce transversalmente todas las políticas sociales”.  “Hoy, la política nacional se referencia por las políticas neoliberales; políticas que el pueblo argentino viene sufriendo desde hace ya bastante tiempo, pero que se reinstalaron después de 2015”.

El sometimiento del Estado a las condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional no hacen más que limitar las herramientas para paliar la crisis, explicó el Dr. Trotta, todos los países que se han subordinado a las pautas del FMI han visto disminuir todos sus indicadores de salud; en especial el de mortalidad infantil, indicador estructural de accesibilidad a la salud y calidad de vida.

La reducción del presupuesto en Salud, Educación y Acción Social que proponen el FMI y el Banco Mundial ocasiona esta encerrona trágica; para la cual la única salida propuesta por estos organismos son las estrategias de “Contención Social”. Es decir las doctrinas de seguridad fuertemente represivas que rigen hoy, para el disciplinamiento de un pueblo empobrecido ante un estallido social inminente. Por ese motivo el próximo gobierno no tiene otra opción que encarar, no sólo la reestructuración de la deuda, sino de las condiciones que los acreedores le imponen a nuestro país.

“Es importante que podamos empezar a pensar políticas de salud estando todos adentro de esta discusión, más allá de la ideología y el espacio político al que pertenezcamos; pero no podemos hacer esto si dejamos de lado la necesidad de generar un nuevo modelo político para la Argentina.

De esta manera vamos a poder empezar a pensar un modelo de salud distinto, que incluya a todos, y que tenga como resultado una mejor calidad de vida y una mejoría en los indicadores sanitarios de la Argentina.”

El debate dentro del campo de la Salud

Carlos Devani, quien fue Subsecretario de Gestión de Servicios asistenciales del Ministerio de Salud de la Nación en la anterior gestión, centró su intervención de apertura en los siguientes conceptos:

“Estamos en un contexto similar al que nos tocó enfrentar en el 2001 y 2002”,  “El gran pacto social en ese momento fue sumar debilidades para transformarlas en fortaleza. Para lograr esto, hay que entender a toda la complejidad de actores: sistema público, sistema de seguridad, obras sociales, prestadores; en suma, que todo el sector elabore estrategias en conjunto, encontrar puntos de encuentro”.

La mejoría de las condiciones de salud entre 2001 y 2015 fue de la mano de un proyecto político, económico y social; un modelo de país que permitió alojar las medidas consensuadas adentro del sector Salud. Hoy estamos nuevamente en tiempos de esperanza, donde es posible la construcción de propuestas a partir de la heterogeneidad que compone nuestro campo. Es en esa línea que el Cabildo de Salud habilita el espacio para que estos diversos grupos expongan su posición; siempre con el objetivo firme e irrenunciable de sostenerse en la lucha por el derecho a la Salud.

Tenemos que lograr construir mayorías. Una cosa es ganar la elección, que podemos ganarla por mucha diferencia; pero otra cosa es gobernar para transformar nuestra realidad. Para eso necesitamos otro tipo de mayoría, una mayoría de sectores: que los sectores diversos, como estamos acá representados, seamos parte de la construcción de esta mayoría, para poder acumular fuerza; para generar y sostener estos cambios“.

La palabra de los protagonistas

Los representantes de las distintas organizaciones fueron poniendo en común la situación de sus sectores y sus aportes para las políticas de salud. Asi intervinieron, Germán Daniele (quien además dio la bienvenida como anfitrión) por el Colegio Farmacéutico de Córdoba, Jessica Pennisi por enfermería, Juan Gras por ACLISA (Asociación de Clínicas y Sanatorios), Héctor Oviedo por el  Consejo de Médicos, Carlos Luna por la Caja de Previsión Social, Diego Morini por el Colegio de Veterinarios, Hugo Zárate por la Asociación Médica de la República Argentina, Silvia Ligorria por el Colegio de Bioquímicos, Jimena Falco por el Colegio Nutricionistas, Jorge Cáceres como ex Presidente del Colegio de Psicólogos.

El Ministro de Salud de la Provincia de Catamarca, Ramón Figueroa Castellanos, expresó su saludo a los presentes antes de retirarse. También intervinieron Humberto Jure Secretario de salud de Villa María, Jorge Abrego Coordinador de salud de Unquillo, Gustavo Dellamaggor Director del Hospital Domingo Funes de Carlos Paz, Julio Romano Director de Centro Integrador Comunitario de Villa Siburu; Karina Martín, en representación de la Universidad Católica de Córdoba; y Félix Salvatierra, médico de PAMI

José Pihen secretario general de la CGT Córdoba envió en su representación a Sergio Castro Secr. Adjunto del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) , también estuvo presente Juan Monserrat Secretario General de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), Hilda Bustos por Unión Obrera Gráfica de Córdoba, ambos integrantes del Directorio de la Obra Social Provincial. También se sumaron Leonardo Burgos de la CGT regional Catamarca y Leandro Vallejos por el sindicato de Ladrilleros de Córdoba. Estuvieron presentes referentes sindicales de UPCN, ATE, SADOP, la Asociación de Trabajadores Argentinos de Centros de Contacto, Sindicato empleados de Farmacia, Federación Médica de Córdoba, ASIMRA y la Secretaría Intersindical de la Asociación Bancaria, el Movimiento Sanitario Nacional y el Movimiento Barrial Pueblo Adentro.

También sumaron su participación Cesar Ojeda del Instituto Patria, Del Valle Gabriela Medica integrante del Foro Popular por la Salud de Mar del Plata y la Promotora de Salud Carla Reyna integrante del MoSaNa y trabajadora del Programa Médicos Comunitarios.

De estas intervenciones surgieron elementos diagnósticos coincidentes y complementarios sobre la problemática actual de salud. Se coincidió en la ausencia de políticas públicas integrales y en el retroceso que significa el “desarme” de políticas, lineamientos, programas y metodologías de trabajo, cuyo impacto se está sintiendo y en el tiempo por venir se irá agudizando.

Podemos resumir los aportes en los siguientes ejes:

La ausencia de equipos técnicos interdisciplinarios en territorio que impide el abordaje territorial. La territorialidad permite y garantiza la participación de la comunidad en la definición de políticas públicas acorde a sus necesidades  y la interdisciplina garantiza la mirada integral. Surgió de manera reiterada el pedido que se vuelva a dar existencia y se fortalezca el programa llamado “Médicos comunitarios” o de “Equipos del Primer Nivel de Atención” que permite contar con equipos técnicos interdisciplinarios en especial en las zonas más carenciadas. Se destacó que la territorialidad e interdisciplina son pilares para el desarrollo de la Atención Primaria de la Salud, base y cimiento del sistema integral de salud. Fue importante la experiencia de la municipalidad de Villa María y de representantes de Centros de Salud y CIC de la Ciudad en relación a esta temática.

La descategorizacion de la salud pública convirtiendo el ministerio en una Secretaria es una muestra contundente del lugar que ocupa la salud en la actual agenda de gobierno. Se requiere que vuelva a tener el rango de Ministerio a fin de garantizar recursos y poder político para poder cumplir con las metas de “Salud para Todos”.

La precarización laboral de los profesionales de la salud, y la falta de equidad en la distribución de los recursos humanos entre las grandes capitales o concentraciones urbanas y el interior, son problemáticas crecientes que requiere la valorización de todos los trabajadores de las disciplinas que intervienen en salud y modos de contratación acordes.. También se planteó la necesidad de una mayor horizontalidad de las relaciones al interior de los equipos técnicos·

La formación del área de la salud sigue siendo fragmentada en su concepción y abordaje, lo que trae como consecuencias profesionales médicos con un posicionamiento hegemónico y de especializaciones. Por eso se requiere que las universidades introduzcan en las currículas de formación profesional una mirada integral, territorial y comunitaria,  desde la concepción y los modos de trabajo. 

Las condiciones del sistema de salud actual no responden a las necesidades de la población y es muy dificultoso su sostenimiento, a raíz de lo cual cierran clínicas, se saturan los hospitales, las obras sociales no pueden cubrir los costos de insumos dolarizados con los ingresos que perciben por sus afiliados, se deshumaniza la atención en las internaciones por falta de personal y la misma precarización laboral, entre otros.

Se solicitó a los organizadores que sean la voz del Cabildo en el Gobierno de la próxima gestión, a fin que se definan políticas públicas que respondan a los objetivos de SALUD PARA TODOS, atendiendo las problemáticas prevalentes de cada región, y considerando que la SALUD, tanto pública como de gestión asociada (erróneamente llamadas privadas), deben estar en el marco de las políticas públicas.

Los próximos desafíos

El encuentro de esta diversidad de sectores es momento crucial para poder no sólo realizar una puesta en común de las situaciones particulares, sino también para generar una propuesta sanitaria para el nuevo proyecto de país que se viene. No es sino a través de este consenso que se sientan las bases de una política de Estado; no desde directivas axiomáticas, sino a través del diálogo entre todos los compañeros que sostienen al sector Salud día tras día.

“Quiero coincidir e insistir en nuestra posición, desde la cual la Salud es un derecho humano inalienable, como tal contemplado en nuestra Constitución Nacional, en el artículo 75 inciso 22. La Salud es un bien público, pero las políticas de salud hoy no son visibles, no están en la agenda. Este es un compromiso que tenemos que tener todos: hacernos ver

Con este postulado comenzaría el cierre del encuentro por parte de Arnaldo Medina. Médico, ex director del Hospital Néstor Kirchner de El Cruce, vicerrector de la Universidad Nacional Arturo Jauretche; Arnaldo desde hace muchos años lleva a cabo una intensa actividad política y académica dentro del Campo de la Salud. Plantea, luego de haber escuchado a los distintos participantes del Cabildo, una síntesis de las propuestas y desafíos para el gobierno que se viene.

“Frente a las políticas que intentaron marcar un retroceso, con el recorte en presupuesto en Salud, con la degradación del Ministerio de Salud a rango de secretaría; ha habido una intensa movilización Social. Prueba de esto es la marcha por el derecho a la Salud que se hizo el año pasado, así como la marcha en defensa de la Enfermería. Frente a la crisis, tenemos que apropiarnos de estas manifestaciones populares: son alentadoras”

Arnaldo señala la necesidad de pensar medidas de emergencia, para poder recuperar y sostener el acceso a los servicios básicos de Salud. En ese sentido, recordó la gestión de Ginés González García, quien será congratulado con el doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Córdoba el próximo 19 de septiembre. Ginés fue autor de medidas como el Plan Remediar y el Programa Médicos Comunitarios; medidas que, en palabras de Arnaldo, hay que reflotar y profundizar por el intenso impacto social que han tenido.

Pensando en el mediano y largo plazo, Arnaldo plantea dos debates fundamentales. El primero es el de la necesidad de planificar un Sistema Integrado de Salud: que integre no sólo los distintos subsectores (Estatal, Privado y de Seguridad Social); sino también los distintos efectores por su dispersión territorial. “¿De qué manera podemos integrar el sistema de Salud para tener una fuerte base en APS; pero no solamente pensarlo desde lo público, sino también desde las obras sociales? Está demostrado que tener un equipo de salud de cabecera, familiar, comunitario, es mucho mejor desde cualquier punto de vista. Habrá que pensar incentivos, habrá que pensar en políticas. Todo esto va a ser mejor para todos los argentinos, no solo para lo público.”

Es necesario discutir, para esto, una nueva institucionalidad: que el Estado Argentino retome el manejo de sus políticas de Salud. Que se siente a discutir precios con los laboratorios; que planifique estrategias de Producción Pública de medicamentos.

“Hoy los biológicos representan aproximadamente el 28% del costo de medicamentos; una política posible sería apuntar a los biosimilares. Los países centrales tienen un 18% de biosimilares; nosotros estamos en menos del 1%. Es un desarrollo artesanal. Por eso, a la producción pública de medicamentos hay que pensarla desde un punto de vista estratégico; no producir cualquier cosa, sino aquellos medicamentos a través de los cuales podamos hacer diferencia.”

Por último, propone que se debe dar el debate del capital humano dentro del sector Salud. Para ello será necesario abrir las puertas a las nuevas profesiones; habilitar su participación dentro de la discusión en salud y valorizar su trabajo. Enfermería es el ejemplo más importante; en palabras de Arnaldo, “son los enfermeros quienes han sacado adelante los sistemas de Salud en los países centrales”.

Este debate estará marcado, en los próximos años, por una nueva cultura profesional. Una cultura abierta a discutir los nuevos roles profesionales, donde los distintos integrantes podrán trabajar en equipo, dejando de lado progresivamente el modelo medicocéntrico. Estos cambios no harán más que repercutir positivamente en un mejor acceso a la Salud para todos los argentinos.

Estamos en una época no exenta de desafíos, sin duda; pero también ante la oportunidad histórica de conquistar un nuevo proyecto de país. Un modelo que incluya a la Salud como derecho humano inalienable; donde todos y todas podamos sostener y ampliar los alcances de este derecho, mediante el diálogo y la militancia, integrando las diversidades y dejando de lado nuestras contradicciones secundarias.

Este Cabildo de Salud ciertamente da testimonio de eso.


Esta nota fue realizada por Edgar Valeriano Gómez, Martín Gustavo Vitale y David Santoni; con los aportes de la Comisión Organizadora del Cabildo Abierto Córdoba, Susana Ledesma, Pablo Luterini, Olga Zaka y Daniel Palma. Finalmente se agradece la colaboración en la organización de las compañeras de Pueblo Adentro y de Comunitarios Mariela Castro, Shirley Lopez, Candelaria Saltiva, Dolores Vich, Yanina Suárez y Elena Castro.